lunes, 27 de septiembre de 2010

          GUSTAVO BUSTILLO


           Reloj vacío

                         DEbo decirte que en tu nombre
                     SAbe solo el silencio
                  PAdre solo
               REcién rocío y ruido
            CIudadano escarcha hasta los ojos
        DOmingo en una rueca que aun no ha sido.

y en tanto..:

              …tanto…
                               (y etcéteras)
…pero nombran las palabras cada tanto…?
…UN NO ES ASÍ ME LLEGA AL FIN DEL MUNDO

…Cada tanto
Las palabras se vuelven
                              vena abierta
a gotear en el pecho sus sílabas descalzas
                        y el ventrículo ventrílocuo
ya casi cántaro rompió en la fuente…

ausencia marcapasos      cada       tanto

reloj vacío…
vacío infinito a los Segundos          cada tanto!

…y cada tanto
tic-taconea de marcha y crak … el hueso        de ausencia

…y cada tanto
metralla… y metralla cada tanto

vacía el cargador
                          toda la ausencia
entre la eternidad
               y cada
                          y tanto




Réquiem ante la puerta de espera clausurada


                                                                               A los pibes que están allá
                                                                           (por lo que hoy es más aquí)


Pasos de ausencia                             ira perpetua
enviudadas cáscaras a secas         hueco sonoro en gestos
                          Sacos de soledad        cruzados a latidos
                          dejaron marcas    y    tránsito en el viento
                          y sensaciones puerto entre mis pasos
                          de jubilado                tuerto a penas
por sal mueras                                         a venidas sin mensura
al ojo de la hierba                           y era espera
                           era


por eso hilvanan y desovo y desvarían
entre las yemas rasgándose en el parto
mis lunaciones de coágulos               y ecos
                            glaciales
campanarios
como este pecho clavel que se desierta
                           embalsamado el aire
bajo las alas
                           mojadas
                                     de un pañuelo



   Utopía

puente en la lluvia
canto a otra orilla

voz al destino
del río que pasa por debajo

recóndito rincón mas agujero negro
de entrar azul raído y siempre estreno

digo utopía           persistencia del guerrero
… rabia de luna en que beben los poetas
(y son míticos guerreros –común eros-)

Puente
           lugar en tránsito…
           recinto de mujer donde siempre me quedé
y parto

No hay comentarios:

Publicar un comentario